MasterBlog en Español: #Venezuela: Despilfarro a raudales
Comparte

martes, 9 de febrero de 2016

#Venezuela: Despilfarro a raudales

Mientras Arabia Saudi acumuló reservas por 757 mil millones de dólares, Venezuela no ahorró ni un dólar, desaprovechando el boom petrolero más importante de la historia





entre 2004 y 2014 se produjo la década de mayor despilfarro de recursos en la historia económica del país. 

el país recibió entre 1999 y 2015, una cifra de 2.249 billones de dólares, de los cuales 927.123 millones se facturaron por exportaciones de crudo

Despilfarro a raudales y no en gotas

on un déficit fiscal cercano a los 20 puntos del Producto Interno Bruto, la situación fiscal del país es realmente crítica. Detrás del discurso sobre la necesidad de acabar con el "modelo económico rentista", subyace la imperiosa necesidad de conseguir recursos para mantener, en lo posible, el sistema populista de reparto del gasto público. 

El gobierno del presidente Nicolás Maduro hace movimientos diplomáticos desesperados para contener la sobre oferta de crudo en el mercado internacional, que es la causa fundamental de la caída de las cotizaciones petroleras en los últimos dos años, pero que alcanzó niveles alarmantes para los productores en 2015. 

De acuerdo con cálculos recientes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), Venezuela necesita un "precio justo" del barril de petróleo superior a 120 dólares para equilibrar sus cuentas fiscales. 

El país enfrenta una suerte de "tormenta perfecta", porque no solo registra una disminución de 60% del precio de su cesta petrolera entre enero de 2015 y el mismo período de este año, sino que evidencia una reducción de su producción de crudos. 

Según la Opep, Venezuela cerró el año pasado con una producción promedio de 2.570.000 barriles diarios, una disminución de 113.000 barriles por día frente al promedio de 2.683.000 b/d de 2014. 

Los números anteriores fueron reportados directamente por el gobierno venezolano a la Opep, pero según fuentes secundarias, recogidas por la misma organización, la producción venezolana en 2015 alcanzó un promedio de 2.348.000 b/d; es decir, 222.000 barriles por día por debajo 
de las cifras proporcionadas por el Ministerio de Energía y Petróleo. 

Este escenario coloca a Venezuela en una "situación de irrelevancia" en el mercado, según un análisis reciente del Banco Santander, pues su poder real para incidir en los precios globales es prácticamente nulo. 

Con la incorporación de un volumen esperado de 500.000 barriles por día procedentes de Irán, el mercado mantendrá una sobre oferta de alrededor de 2.000.000 de barriles diarios, durante el resto del año. 

En resumen, tener una expectativa algo optimista sobre la posibilidad de que las cotizaciones del crudo den un salto que salve a Venezuela de la precariedad fiscal durante 2016 es una ingenuidad, en el mejor de los casos. 

GRANDES AHORROS
Una mirada comparada a las cuentas fiscales de los países Opep muestra que Venezuela es, de lejos, el caso más complicado. 

La razón es que el resto de los países miembros de la organización mantuvo políticas fiscales más ortodoxas y constituyó fondos de estabilización, que han sido claves para enfrentar el difícil escenarios de precios. 

Ninguno de los grandes productores internacionales de crudo tiene déficit fiscales cercanos a 10% del PIB, ni niveles de inflación cercanos a 20%. 

Durante la bonanza petrolera de 2004 a 2008, los grandes productores de crudo, a excepción de Venezuela, acumularon fondos de estabilización que superan los 4.500 trillones de dólares. Solamente, Arabia Saudita acumuló un fondo soberano de 757.000 millones de dólares, del cual ha perdido unos 100.000 millones, de acuerdo con estimaciones del Fondo Monetario Internacional, debido a la contracción severa de los precios del crudo. 

Según el consultor financiero Francisco Toro, Venezuela habría podido contar con un fondo de al menos 200.000 millones de dólares, si hubiese seguido una estrategia racional de gasto e inversión, pero en la actualidad, la disponibilidad del país, medida en reservas internacionales, apenas sobrepasa los 10.000 millones de dólares. 

EL GRAN DESPILFARRO
¿Por qué Venezuela llegó a esta situación de depresión económica y la inflación más alta del planeta? La respuesta real es que entre 2004 y 2014 se produjo la década de mayor despilfarro de recursos en la historia económica del país. 

Según un análisis del Centro de Estudios Financieros, una entidad presidida por el economista Orlando Zambrano, ex funcionario del Banco Central de Venezuela, el país recibió entre 1999 y 2015, una cifra de 2.249 billones de dólares, de los cuales 927.123 millones se facturaron por exportaciones de crudo. 

De acuerdo con el analista citado, este monto representa un ingreso de 77.555 dólares per cápita y, además, si se toma como valor promedio de una unidad habitacional de la Gran Misión Vivienda Venezuela una cifra aproximada de 60.000 dólares, significa que se habrían podido construir cerca de 34 millones de viviendas. 

Sin duda, los datos son elocuentes. La crisis económica venezolana sí es inducida, pero no por una "guerra económica" del capital o por la intervención supuesta del imperialismo, sino por la política económica de reparto, llevada a cabo por el gobierno más rentista de la historia. No hay que olvidar que la dependencia financiera del petróleo alcanza hoy a 97% de los ingresos en divisas. 

Subscribase por email

Ingrese su correo electronico: