MasterBlog en Español: Las Cartas De Chavez - Opinion - El Universal
Comparte

martes, 11 de octubre de 2011

Las Cartas De Chavez - Opinion - El Universal

Sadio Garavini Di Turno

Las cartas de Chávez

Al comandante-presidente Chávez le gusta escribir cartas, como aquella que le escribió al terrorista mayor del siglo XX, el venezolano conocido como Carlos el Chacal. Fue escrita en 1999, cuando todavía su política no había tomado el camino radical. Pero en esa carta Chávez anticipaba el futuro:"todo tiene su tiempo: de amontonar las piedras, o de lanzarlas... de dar calor a la revolución o de ignorarla; de avanzar dialécticamente uniendo lo que deba unirse entre las clases en pugna o propiciando el enfrentamiento entre las mismas, según la tesis de Iván Ilich Ulianov. En la clausura de la carta Chávez decía: "con profunda fe en la causa y en la misión ¡por ahora y para siempre!". Hoy en día, se entiende mejor cuál es la causa y la misión que comparten el Chacal y Chávez. Recientemente, Chávez ha escrito otras dos cartas, la primera al Secretario General de la ONU, para apoyar el reconocimiento del Estado palestino. En esa carta, Chávez afirma que el sionismo es una forma de racismo y declara que la resolución 181 de la ONU de 1947, "era ominosa e ilegal" y que "violaba el Derecho Internacional". En esa resolución, se aprobó la partición de Palestina en dos Estados, uno judío y otro árabe, con Jerusalén bajo administración internacional. Esa resolución, por cierto, le daba a los Palestinos mucho más territorio de lo que ahora presentan como su máxima aspiración, "id est", las fronteras de 1967. La segunda carta fue leída por el canciller Maduro en la Asamblea General de la ONU. Chávez refleja en esta carta su visión del mundo, su " weltanshauung " y recomiendo altamente su lectura. En estas breves líneas, solo analizaré algunos de sus temas. Según Chávez, la intervención en Libia, aprobada por la ONU, es el inicio de un nuevo ciclo de guerras coloniales, impulsadas por el imperio norteamericano y su "brazo armado", la OTAN. El objetivo de la intervención fue el de "apoderarse de sus riquezas" y la misma se fundamenta "en el postulado maltusiano de que sobra la gente en el mundo y hay que eliminarla". La ceguera ideológica y la disonancia cognitiva del Yo El Supremo le hacen rechazar los datos de la realidad, que no cuadran con su " weltanshauung ". El régimen de Gadafi, en sus últimos años, era absolutamente funcional para los intereses de las transnacionales occidentales, que controlaban la producción y la exportación del petróleo libio. De paso, EEUU es una de las potencias que menos interés tiene en Libia. Obama, ocupado y preocupado con la economía, con Irak, Afganistán, Irán, Corea del Norte y Palestina, era el menos interesado en invertir dinero y tiempo en otra acción bélica. Por eso, su intervención fue muy reticente y en un segundo plano. Fue la opinión pública, básicamente europea, movilizada por las masacres televisadas del pueblo libio, que indujo a Sarkozy a montarse en la ola popular, en vista también de su difícil reelección en el 2012. Para Chávez el concepto de soberanía es una especie de escudo para que los sátrapas del mundo, como Gadafi, Mugabe y Assad puedan cometer impunemente cualquier atrocidad contra sus propios pueblos. Efectivamente los más grandes defensores de la soberanía absoluta han sido siempre personajes de la calaña de Pinochet, Castro, Kim Il Sung, Trujillo e Idi Amin Dada. Finalmente hay un ataque directo a la propia ONU que, según Chávez, "sirve dócilmente al imperio". Al respecto acusa al propio Secretario General y al Fiscal de la Corte Penal Internacional. Chávez en su megalomanía, decidió que la ONU está herida de muerte y hay que "refundarla". Finalmente, es necesario destacar que Chávez concibe a Unasur y a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), como "alianzas regionales destinadas a la "ruptura del orden internacional imperante".


Sent from my iPhone

Subscribase por email

Ingrese su correo electronico: