MasterBlog en Español: Nadie se chupa el dedo, a quién el gobierno ataca es a Globovisión
Comparte

miércoles, 17 de junio de 2009

Nadie se chupa el dedo, a quién el gobierno ataca es a Globovisión


Guillermo Zuloaga

José Toro Hardy

Nadie se chupa el dedo, a quién el gobierno ataca es a Globovisión

Guillermo Zuloaga es uno de esos hombres valientes que están a dispuestos a luchar por sus ideas. Ciertamente es un empresario exitoso, pero a diferencia de muchos otros, no "pasa agachado" ni baja la cabeza cuando se trata de la defensa de sus principios, ni pone por delante el interés económico de sus negocios. Entiende perfectamente los riesgos en que incurre al frente de Globovisión, pero sigue adelante porque sabe que lo que está en juego es mucho más importante: es el futuro de su patria. No se deja intimidar. Heredó de su familia una carga genética, un ADN, que lo induce sin remedio a defender un valor inexorablemente ligado a la democracia: la libertad de expresión.

Nadie se chupa el dedo. A quien el Gobierno ataca es a Globovisión. Por eso todos fuimos testigos de las embestidas contra Nelson Mezerhane, contra Alverto Ravell y contra las periodistas y camarógrafos de canal.

Veamos: Venezuela suscribió en 1948 en la ONU -junto con todas las naciones civilizadas del mundo- la DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS, cuyo Artículo 19 estipula: "TODO INDIVIDUO TIENE DERECHO A LA LIBERTAD DE OPINIÓN Y DE EXPRESIÓN; ESTE DERECHO INCLUYE EL DE NO SER MOLESTADO A CAUSA DE SUS OPINIONES, EL DE INVESTIGAR Y RECIBIR INFORMACIONES Y OPINIONES, Y EL DE DIFUNDIRLAS, SIN LIMITACIÓN DE FRONTERAS, POR CUALQUIER MEDIO DE EXPRESIÓN".

Más claro no canta un gallo.

Y cuando el Gobierno los ataca se pone de espaldas a más de tres siglos de civilización. Ya en 1789 hombres como Rousseau, Voltaire, Montesquieu, Helvecio y muchos otros -los enciclopedistas- habían sentado las bases que condujeron a la aprobación de laDECLARACIÓN DE LOS DERECHOS DEL HOMBRE Y DEL CIUDADANO, en cuyo artículo 11 queda consagrada la libertad de expresión: "LA LIBRE COMUNICACIÓN DE PENSAMIENTOS Y DE OPINIONES ES UNO DE LOS DERECHOS MÁS PRECIOSOS DEL HOMBRE; EN CONSECUENCIA, TODO CIUDADANO PUEDE HABLAR, ESCRIBIR E IMPRIMIR LIBREMENTE &".

Se trata de principios tan fundamentales que los habitantes de este continente decidimos recogerlos en la CONVENCIÓN AMERICANA SOBRE LOS DERECHOS HUMANOS, aprobada en Costa Rica el 22 de noviembre de 1969, la cual fue ratificada por Venezuela: Artículo 13- "TODA PERSONA TIENE DERECHO A LA LIBERTAD DE PENSAMIENTO Y DE EXPRESIÓN. ESTE DERECHO COMPRENDE LA LIBERTAD DE BUSCAR, RECIBIR Y DIFUNDIR INFORMACIONES DE TODA ÍNDOLE, SIN CONSIDERACIÓN DE FRONTERAS, YA SEA ORALMENTE, POR ESCRITO O EN FORMA IMPRESA O ARTÍSTICA, O POR CUALQUIER OTRO PROCEDIMIENTO DE SU ELECCIÓN".

También nuestro país es signatario de la CARTA DEMOCRÁTICA INTERAMERICANA discutida en Lima en septiembre de 2001.

Artículo 4- "SON COMPONENTES FUNDAMENTALES DE LAS ACTIVIDADES GUBERNAMENTALES, LA PROBIDAD, LA RESPONSABILIDAD DE LOS GOBIERNOS EN LA GESTIÓN PÚBLICA, EL RESPETO POR LOS DERECHOS SOCIALES Y LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN Y DE PRENSA &".

El compromiso absoluto de Venezuela con estos sagrados principios queda grabado en bronce en el Artículo 57 de nuestra propia Carta Magna: "TODA PERSONA TIENE DERECHO A EXPRESAR LIBREMENTE SUS PENSAMIENTOS, SUS IDEAS U OPINIONES DE VIVA VOZ, POR ESCRITO O MEDIANTE CUALQUIER OTRA FORMA DE EXPRESIÓN Y HACER USO PARA ELLO DE CUALQUIER MEDIO DE COMUNICACIÓN Y DIFUSIÓN, SIN QUE PUEDA ESTABLECERSE CENSURA &".

Tal es la importancia que la Constitución de 1999 le asigna a los derechos humanos -entre los cuales universalmente destaca la libertad de expresión- que en su Artículo 23 se establece: "LOS TRATADOS, PACTOS Y CONVENCIONES RELATIVOS A DERECHOS HUMANOS Y RATIFICADOS POR VENEZUELA TIENEN JERARQUÍA CONSTITUCIONAL Y PREVALECEN EN EL ORDEN INTERNO, EN LA MEDIDA EN QUE CONTENGAN NORMAS MÁS FAVORABLES A LAS ESTABLECIDAS POR ESTA CONSTITUCIÓN&".

Todos los pactos y convenciones internacionales antes mencionados respaldan a Guillermo Zuloaga y a Globovisión. De su lado está también el peso abrumador de la razón, la historia, la Ley y la civilización. En frente está la barbarie. Si el gobernante insiste en cerrar el canal y en perseguir a sus directivos y periodistas no logrará otra cosa que amalgamar en una sola voluntad las voluntades de millones de venezolanos que se unirán y reaccionarán en defensa de la democracia.

Venezuela no quiere volver al pasado. No queremos un régimen político centralizado en el que un hombre ejerza el poder sin límites jurídicos ni de ninguna otra naturaleza y que al mejor estilo de Luis XIV -a principios del Siglo XVIII- pretenda afirmar: "L´ ÉTAT C´EST MOI",(El Estado soy yo).

PEPETOROH@GMAIL.COM

http://www.eluniversal.com/2009/06/16/opi_art_guillermo-zuloaga_1423305.shtml

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentado en el MasterBlog en Español

Subscribase por email

Ingrese su correo electronico: